Nueva ley de residuos

Actualizado: 18 may



Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular. VER BOE



Los productos Technotex son una alternativa real a los productos sanitarios un solo uno y son un factor clave para las instituciones sanitarias en su implantación de medidas de prevención y reducción de residuos, por su posibilidad de reutilización, por su durabilidad, por su procedencia y por la economía circular que permite.







INTRODUCCIÓN:


Los productos de un solo uso, por sus múltiples funciones, están muy presentes en nuestra economía y nuestra vida cotidiana. Ello explica que su consumo haya crecido de forma exponencial en los últimos años, con argumentos a favor de su consumo como la seguridad alimentaria, la mejora de los sistemas de logística y distribución, el ahorro de combustible o la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero asociados al transporte de este material.


La realidad es que estas ventajas y argumentos se tornan en inconvenientes que originan graves problemas cuando analizamos su efecto sobre el medio ambiente. Desde la pérdida de recursos cuando los productos se destinan a vertedero, hasta el impacto derivado de su lenta degradación, permaneciendo sus elementos básicos en el medio, fragmentados a largo plazo en partículas de tamaño micro o incluso nano. Esta persistencia en el medio, junto con la presencia de algunos elementos tóxicos en la composición de los productos, se asocia con problemas ambientales que derivan en problemas económicos, sociales, sanitarios y biológicos.


LA LEY:


Con el ánimo de transformar la Unión Europea en una «sociedad del reciclado» y contribuir a la lucha contra el cambio climático, avanzar en la economía circular, armonizar, mejorar la información y trazabilidad de los residuos, la Comisión Europea aprobó en el año 2015, el Plan de Acción en materia de economía circular (COM (2015) 614 final), y en 2018 se aprueba la Directiva (UE) 2018/851 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2018, por la que se modifica la Directiva 2008/98/CE sobre los residuos.


Así pues, el 8 de Abril de 2022 se ha publicado la ley Española que aplica ésta Directiva y que tiene por objeto sentar los principios de la economía circular, así como contribuir a la lucha contra el cambio climático y proteger el medio marino. Ésta ley contribuye así al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluidos en la Agenda 2030.




OBJETIVOS


1- Reducción de residuos: El primer objetivo es el de reducir al mínimo los efectos negativos de la generación y gestión de los residuos en la salud humana y el medio ambiente. Asimismo y en consonancia con los principios que rigen la economía circular, dicha política debe tener también por objeto hacer un uso eficiente de los recursos, con una apuesta estratégica decidida del conjunto de las administraciones públicas, así como la implicación y compromiso del conjunto de los agentes económicos y sociales.


Dada la importancia que se atribuye a la prevención en la generación de residuos, la Directiva incluyó un instrumento específico: “los programas de prevención de residuos”, que deberán establecer las medidas y objetivos de prevención. Específicamente, el Título II de la ley contiene las disposiciones relativas a la prevención de residuos y establece objetivos y medidas específicas para romper el vínculo entre el crecimiento económico y los impactos sobre la salud humana y el medio ambiente asociados a la generación de residuos.


Al elaborar estos programas de prevención (evaluables como mínimo cada seis años), las administraciones públicas competentes describirán la situación de partida, las medidas y objetivos de prevención existentes y su contribución a la prevención de residuos. La evaluación incluirá un análisis de la eficacia de las medidas adoptadas y sus resultados deberán estar accesibles al público. Para ello, se utilizarán indicadores y objetivos cualitativos o cuantitativos adecuados, sobre todo respecto a la cantidad de residuos generados.


El redactado de la ley propone una serie de ejemplos como medidas para la prevención de residuos contempladas en el artículo 14, y de los cuales destacamos el primero:


“Medidas encaminadas a la sustitución de productos de un solo uso cuando existan productos reutilizables alternativos.”




2- Empleo: La política de residuos contribuye a la creación de empleo en determinados sectores, como los vinculados a la preparación para la reutilización y el reciclado, por lo que la ley también contribuye a la creación y consolidación del empleo en el sector de la gestión de residuos.


3- Trazabilidad: Por otra parte, con objeto de mejorar la trazabilidad y aumentar la transparencia en la gestión de los residuos, se dedica el título VI a la información sobre residuos: Se regulan las memorias anuales que deberán recoger el contenido del archivo cronológico, el cual es obligatorio para las entidades o empresas registradas y debe incluir la información relativa a las operaciones de producción y gestión de residuos. De esta forma, se facilita la trazabilidad de los residuos desde su producción hasta su tratamiento final.


CUMPLIMIENTO:


En cuanto al cumplimiento, destacamos las siguientes consideraciones:


1. Las autoridades competentes deberán establecer medidas económicas, financieras y fiscales para fomentar la prevención de la generación de residuos, la reutilización y reparación, implantar la recogida separada, mejorar la gestión de los residuos, impulsar y fortalecer los mercados de productos procedentes de la preparación para la reutilización y el reciclado, así como para que el sector de los residuos contribuya a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero. Con estas finalidades se establece un impuesto aplicable al depósito de residuos en vertedero, la incineración y la coincineración de residuos en el Título VII de esta ley.


2. Las administraciones públicas incluirán, en el marco de contratación de las compras públicas, el uso de productos de alta durabilidad, reutilizables, reparables o de materiales fácilmente reciclables, así como de productos fabricados con materiales procedentes de residuos, o subproductos, cuya calidad cumpla con las especificaciones técnicas requeridas. En este sentido, se fomentará la compra de productos con la etiqueta ecológica de la Unión Europea según el Reglamento (CE) n.º 66/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, relativo a la etiqueta ecológica de la UE. Este apartado se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014.


Por otro lado, el capítulo II del título VII establece la regulación de un Impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos. El uso de este instrumento económico será un mecanismo clave para avanzar en economía circular y en la consecución de los objetivos de preparación para la reutilización y reciclado en materia de residuos; supone un desincentivo para las opciones de un solo uso, conforme al principio de jerarquía de residuos (1- prevención de residuos, 2- preparación para la reutilización, 3- reciclado, 4- otros tipos de valorización incluida la energética y por último, 4- la eliminación de los residuos), favoreciendo el desvío de los residuos hacia opciones más favorables desde el punto de vista ambiental, que puedan contribuir a reintroducir los materiales contenidos en los residuos en la economía, como, por ejemplo, la reutilización.


Se configura como impuesto estatal aplicable en todo el territorio español y se prevé la cesión del mismo a las comunidades autónomas


COMPROMISO TECHNOTEX


  • Seguir diseñando productos y componentes de productos de manera que a lo largo de todo su ciclo de vida se reduzca su impacto ambiental y la generación de residuos, tanto en su fabricación como en su uso posterior, y de manera que se asegure que la valorización y eliminación de los productos que se han convertido en residuos

  • Desarrollar, producir, etiquetar, comercializar y distribuir productos y componentes de productos aptos para usos múltiples, que contengan materiales reciclados, que sean técnicamente duraderos, actualizables y fácilmente reparables y que, tras haberse convertido en residuos, sean aptos para ser preparados para reutilización y para ser reciclados, a fin de facilitar la aplicación correcta de la jerarquía de residuos, teniendo en cuenta el impacto de los productos en todo su ciclo de vida, la jerarquía de residuos y, en su caso, el potencial de reciclado múltiple, siempre y cuando se garantice la funcionalidad del producto.

  • Aceptar la devolución de productos reutilizables, la entrega de los residuos generados tras el uso del producto y asumir la subsiguiente gestión de los residuos. Responsabilizarnoa total o parcialmente de la organización de la gestión de los residuos

  • Ofrecer información a las instalaciones de preparación para la reutilización sobre reparación y desguace y al resto de instalaciones de tratamiento para la correcta gestión de los residuos, así como información fácilmente accesible al público sobre las características del producto relativas a la durabilidad, capacidad de reutilización, reparabilidad, reciclabilidad y contenido en materiales reciclados.

  • Utilizar materiales procedentes de residuos en la fabricación de productos.

  • Proporcionar información sobre la introducción en el mercado de productos que con el uso se convierten en residuos y sobre la gestión de estos, así como realizar análisis económicos o auditorías. Estos estudios económicos deberán ser independientes y contrastados, y estar al alcance de las autoridades competentes.

  • Aumentar los periodos de garantía de los productos, tanto los nuevos como los reparados.

  • Cumplir las condiciones necesarias para garantizar el derecho a reparar del consumidor.

  • Proporcionar información sobre las características del producto que permitan evaluar las posibles prácticas de obsolescencia prematura.